viernes, 5 de diciembre de 2008

No quiero. No puedo. No debo...


Tengo miedo
pero no quiero,
no debo,
no puedo decirlo.
Estoy en tus manos
y confío en tu benevolencia.
Aunque...


Debo relajarme,
debo dejar de apretar el puño
porque no tengo que demostrar mis miedos.
Él no lo tolera.
Sólo me pide obediencia
y sumisión.
Por respeto, no por miedo.
Por reconocer su superioridad
y autoridad sobre mí...




Estoy lista para recibirte, mi señor.
Siempre estoy disponible para tí.
En cualquier momento
y en todo lugar.
Siempre sabes conducirme
hacia el placer de la entrega
para tu regocijo.




7 comentarios:

Lili dijo...

Fantastico. Como todo lo que escribes aqui. Estoy muy contanta de compartir este blog contigo. Es genial.
Mil besos

mariel dijo...

Gracias, preciosura...!!
Yo también estoy muy feliz de compartir éste espacio con vos. Es un ejercicio de libertad. De la libertad de expresar lo que llevamos dentro y a veces debemos ocultar...

Te dejo un besote bien dulzón...!!
Mariel

Emma dijo...

hola
tu blog esmuy bueno
Te dejo un besote.
Emma

|[Silence]| dijo...

genial...!

mariel dijo...

Emma y Silence...

Qué lindo que les guste...!!
Me encanta que estén por aquí. Yo siempre estaré visitándolas porque me gustan mucho sus páginas, chicas...

Un besote enorme para cada una...
Hasta prontito..
Mariel

El chache dijo...

Genial el texto y las fotos.
Me encanta este blog. Un saludete

MAXI dijo...

Atada... Mirándome desde abajo... sintiendo como una polla te entra en la boca... Es gruesa y te corta la respiración... Toses... Y sigues atada...
PRECIOSO BLOG